Un blog sobre ética y didáctica en las Nuevas Tecnologías


1 comentario

Contar cuentos, un excelente ritual familiar

Creo que el contar cuentos, narrar historias, inventar hechos… no deja de ser sino una tradición, un ritual en el cual los adultos narran oralmente historias a niños/as y no tan niños/as con la finalidad de entretener. Estos adultos no pretenden enseñar con lo que hacen y sin embargo, enseñan y lo que dicen cala, cala tan hondo que, cuando el niño se convierte en adulto, recuerda claramente lo que su padre, madre o abuelo/a contaba, podría incluso reproducir gran parte de las historias que le contaron y es más, recuerda el lugar en el que los cuentos fluían, las horas aproximadas a las que las historias eran contadas y lo mejor, una sonrisa brota en la cara de quien recuerda. A eso se le llama “recuerdo feliz”. Esta sensación provoca que el niño, ahora adulto, quiera perpetuar el ritual que su padre o madre creó junto a él, el vínculo alrededor del cuento, de la lectura, de las historias, de la imaginación que sus padres crearon, el cual, le ha acompañado a él o ella durante mucho tiempo y el que en este momento de su vida, él o ella quiere crear con sus hijos, ahora niños.

Lo que contamos a los niños/as les llega, les cala, les empapa, les involucra, les hace partícipes, les hace sentirse protagonistas, ser y estar en el centro del mundo. Por eso, cuando se trata de contar cuentos siempre quieren más, pero más de lo mismo.

Si contar cuentos se convierte en un ritual nocturno, previo a irnos a la cama, entre unos padres, abuelos o familia cercana y su/sus hijos o niños/as desde que son bien pequeños, estamos afianzando los lazos afectivos de nuestra familia. Estamos creando y fomentando momentos íntimos con nuestros pequeños, solo nuestros y de nadie más. Por ello, es importante que los cuentos se cuenten, no se lean, nos equivoquemos adrede en la narración para que los peques puedan corregirnos -porque contamos el mismo cuento, noche sí, noche también-, que el niño sea protagonista o aparezca en algún momento de la historia. Para ello, podemos mezclar personajes reales y ficticios, entrelazar historias, coger trozos de varios cuentos, inventar o cambiar los finales, crearlos conjuntamente entre padres e hijos y un sinfín de elementos más que iréis descubriendo conforme practiquéis el contar cuentos con vuestros hijos.

Y recordad, no es tan importante el cuento que narremos, sino el cómo lo contemos.

Un abrazo y feliz día del libro infantil y juvenil.

P.D. Hoy es un buen día para comenzar con este ritual. Prueba de contar un cuento esta noche y si quieres, mañana me dejas un comentario comentando qué tal ha ido 😉

Anuncios


Deja un comentario

Tiempo libre navideño. Plan: Nos quedamos en casa

!Hola a todas y todos!

Ahora sí que sí, tenemos a la vuelta de la esquina unos días libres para disfrutar, sobre todo, en familia. Si el lunes planteaba cosas para hacer si la idea es salir de casa, hoy quiero hablaros de planes y actividades que podemos montar si preferimos quedarnos cobijados en el hogar.

Quedarse en casa no tiene porqué significar únicamente: peliculas navideñas, galas que duran horas, juegos de videoconsola, niños/as jugando solos en su cuarto… sino que puede convertirse perfectamente y con pocos recursos en un taller creativo y artístico en el que pequeños y mayores pueden trabajar durante horas.

Aquí os propongo ideas agradables y entretenidas en las que adultos y niños/as podemos divertirnos creando, jugando y haciendo cosas juntos. Expondré algunos ejemplos, aquellos que me han encantado para realizar con niños/as, pero alternativas hay muchísimas.

Para empezar, hay que tener en cuenta cuatro detalles:

– La edad de nuestros peques para que la actividad que llevemos a cabo pueda empezarse y terminarse sin complicaciones.

– Los gustos de los peques y los mayores. Por ejemplo: mi hijo es fan de los castillos, de los animales, de las princesas, de un dibujo animado concreto… para que la tarea que llevemos a cabo sea motivadora.

– Las habilidades creativas de los pequeños. Por ejemplo: le encanta pintar, dibuja muy bien, le va mejor algo manipulativo, tiene mucha imaginación… para que el niño/a sea el protagonista y su implicación sea total.

– El tipo de materiales a utilizar, es decir, si vamos a utilizar material casero y reciclado o, podemos comprar algún material específico, si fuese necesario.

Pensado esto, las ideas que propongo son:

Idea 1. Transformar una caja de cartón en una cocina

Imagen

Tranformar una caja de cartón en cocina. Autora: Silvia Mèlich Alba. Recurso original en: Educació i les Tic http://educacioilestic.blogspot.com.es/2012/12/premi-concurs-de-manualitats-educacio-i.html

  • Nivel de dificultad: medio
  • Edad: 7 – 11 años
  • ¿Quién es el artista?: Padres e hijos
  • Temática: Reciclaje

Esta cocina tan genial ha sido la ganadora del concurso de #manualidades promocionado por el blog Educació i les tic, un blog cargado de ideas sobre todo lo que puedas imaginar y más, relacionado con la educación, las manualidades, las TIC y la docencia.

La cocina con material reciclado es la idea, ahora, cada uno/as debe pensar en: de qué materiales dispone, cuáles necesitaría y recopilarlos, cómo le gustaría que fuese su cocina particular y decorarla en base a ello.

Idea 2. Castillo de los caballeros de Pritt

  • Nivel de dificultad: medio
  • Edad: 7 – 11 años
  • ¿Quién es el artista?: Padres e hijos
  • Temática: Reciclaje

 

 

 

 

 

Este castillo es muy sencillo de hacer y los materiales que necesita son pocos: cartón, cartulina y pegamento de barra. La marca de pegamentos Pritt tiene una página dedicada a manualidades para realizar con niños/as y videos en los que explica perfectamente cómo realizarlas. El siguiente enlace muestra el video sobre Cómo construir un castillo medieval.

Idea 3. Marionetas de fieltro o tela.

Imagen

Marionetas de mano. Autora: Eulàlia Rial Serrat. Recurso orginal en: Educació i les Tic http://educacioilestic.blogspot.com.es/2012/11/concurs-de-manualitats-manualitats.html

  • Nivel de dificultad: alto
  • Edad: 8 – 12 años
  • ¿Quién es el artista?: Padres e hijos
  • Temática: Handmade

Las marionetas siempre han sido un recurso llamativo y que da mucho juego, pues con ellas se puede montar toda una historia y contar cuentos. Éstas nos gustan porque están hechas con fieltro y guantes y, son muy fáciles de hacer, aunque es cierto que necesitamos a alguien un poco habilidoso con hilo y aguja, de ahí que la dificultad sea alta, pero por lo demás, es sencillo. Solo hay que pensar qué personajes nos gustaría elaborar en forma de marioneta, buscar fieltro, telas de colores e hilo que tengamos por casa. Los niños/as recortan y pegan y los papás y mamás cosen.

Idea 4. Galletas decoradas

Imagen

Hacer y decorar galletas. Autora: Jill Dubien. Visto en Educació i les Tic. Blog Original: http://www.meetthedubiens.com/2011/12/makin-cookies-for-santa.html

  • Nivel de dificultad: bajo
  • Edad: 6 – 12 años
  • ¿Quién es el artista?: Padres e hijos
  • Temática: Comida

Esta es la más dulce de las ideas. Papás y mamás, seguro que sabéis hacer galletas, tartas, madalenas… Entonces, ¿qué tal si elaboráis la masa junto a los peques , vosotros/as la termináis y una vez hecha, los niños/as la decoran?

Podéis encontrar todos los ingredientes en:

Hacer galletas de todo tipo: http://www.consumer.es/web/es/bebe/ninos/mas-de-4-anos/2012/04/26/208971.php

Decorar galletas: http://www.meetthedubiens.com/2011/12/makin-cookies-for-santa.html

Espero que estas ideas os hayan gustado y os sirvan de ejemplo para que vuestra imaginación comienza a trabajar. Ya sabéis, se puede hacer de todo, solo hay que buscar el material, poner ganas y, a disfrutar del tiempo libre navideño con los niños/as, en casa.

Un abrazo,  felices fiestas. y como no, feliz tiempo libre navideño. ¡Aprovechadlo!


1 comentario

¿QUÉ REGALAR A UN NIÑO/A?

No existe mejor regalo para un niño/a, que sus padres o educadores.

Sé que ilusiona hacer regalos a los niños/as. De hecho hay un punto en que no sabes quién está más ilusionado, el niño/a o la persona que espera mientras el pequeño abre el regalo.

Hoy me propongo haceros ver que los regalos no se hacen por necesidad, sino porque queremos, y que, en muchas ocasiones, nos excedemos económicamente y en cantidad sin darnos cuenta de que lo importante es el niño/a y nuestra relación con él/ella.

Esta es la trayectoria que sigue un niño/a que espera un regalo:

Trayectoria que sigue un niño/a al recibir un regalo

¿Quieres regalar un juguete?

Los juguetes son herramientas para desarrollar y potenciar las características personales de un niño/a y ayudarle en el aprendizaje. Con ellos, los niños/as construyen puentes entre el mundo real y sus fantasías. Por tanto, es importantísimo cómo un padre o madre elige un juguete.

Según la etapa evolutiva en la que se encuentra el niño/a, hay un tipo de juguete más adecuado.

–   De 0 a 1 año y medio. El niño/a comienza a distinguir colores, formas y tamaños. Empieza el aprendizaje motor dando sus primeros pasos. Por ello debemos facilitar juguetes que llamen su atención, sean atractivos, y despierten los sentidos: vista, oído o tacto.

Juguetes indicados: sonajeros, móviles de cuna, encaja, pelotas, peluches… También triciclos o andadores que, además de juguetes pueden ser un medio de transporte alternativo al carro.

–   De 2 a 3 años. Empieza a desarrollarse el lenguaje y se afianza la motricidad, por tanto, tenemos que ayudarles en su exploración del mundo.

Juguetes indicados: teléfonos, triciclos, muñecas, herramientas, cocinitas, pizarras, coloreables, pinturas de dedo…

–   De 3 a 6 años. El lenguaje está dominado y comienza la socilización y el jugar con otros niños/as como iguales, mediante juegos simbólicos, en los que cualquier elemento se convierte en otro: sillas en barreras, el palo del toallero en espada… Hay muchas preguntas, dibujos, pinturas, facetas de artista por los pasillos de casa y en el salón comedor. Por tanto cualquier material para desarrollar la vertiente creativa es bueno. También los oficios comienzan a tener su repercusión y la imitación de profesiones: mecánicos, cocineros, fruteros, maestros, enfermeros…

Juguetes indicados: Cuentos interactivos, para colorear, kits de oficios: cocina, taller mecánico, pizarra, material creativo…

Otros aspectos a tener en cuenta:

– Lo más importante es saber y conocer los gustos del niño/a y buscar lo que creemos que le pueda agradar.

– Reflexionar sobre los valores que transmite el juguete antes de comprarlo e intentar no ser sexista.

– Regalar juguetes variados, no todos del mismo tipo. Ejemplo: todo de las princesas Disney.

– Comprar juguetes para compartir y no para competir.

– Intentar que no haya exceso de juguetes, pero si lo hay, guardarlos y sacarlos en otro momento del año.

– El exceso de juguetes mata la fantasía y fomenta el aburrimiento. Por tanto, enseñemos a valorar lo que se tiene. Hagamos ver a los niños/as que lo que tienen se consigue con esfuerzo.

– El mejor juguete no es el más caro.

Si queremos ser más éticos, preguntémonos:

– ¿Qué le hace realmente ilusión al niño/a?

– ¿Es factible de afrontar por un solo familiar?

– ¿Y si se compra entre varios?

– O, ¿y si se hace?

¿Y si regalamos tiempo?

Llega el fin de este post y enlazando con su inicio, os revelaré lo más importante de los regalos y de los juguetes: el TIEMPO. Sí, de nada sirve tener muchos juguetes si no se juega con ellos. Por ello, no importa tanto lo que se regale, como el tiempo que venga de juego tras ello. Los juegos caseros, improvisados, las pequeñas cosas y compartirlas con los niños/as es lo que da valor al juego. Así que, acompaña los regalos de tiempo y: disfrázate, cambia de oficio, sé a la vez papá o mamá, el montador, el contrincante, el aliado y todo aquello a lo que tu imaginación y la de tu hijo/a puedan llegar.